viernes, 8 de mayo de 2015

Los mundos de Coraline.


¡Hola a todos! Esta es nuestra primera reseña en el blog EL COLOR DE LOS LIBROS

Coraline es un libro juvenil que tiene aires terroríficos pero que no llega a ser terror y da a reflejar el deber que tenemos con conformarnos con algunas cosas. Una vida mejor es posible ¿pero realmente quieres esa otra vida?

El libro, ambientado en Estados Unidos, cuenta la historia de una niña curiosa y aventurera -ella misma se dice exploradora- con una vida, desde su punto de vista, aburrida. Coraline se muda de casa junto a sus padres. Su nueva casa es una mansión que la inmobiliaria ha convertido en un piso, por lo que la gran casa esta dividida en pequeños apartamientos. En la parte superior de la mansión vive un viejo excéntrico, el cual trabajó de joven en el circo. En la parte baja de la casa viven dos mujeres que en antaño fueron unas estrellas de teatro, pero ahora “no están para esos trotes”. Su edad les ha hecho actuar en la vida y en su pequeña residencia, en aquella mansión. Y por último, en el primer piso, la nueva familia en la que está Coraline. Ojo, Coraline, no Caroline.

La niña exploradora, que literalmente se aburría, fue a investigar por la casa y contó catorce puertas, trece de ellas se habrían, la restante estaba cerrada, y también tapiada. Su madre le contó que daba a otra parte de la mansión -a otra casa- pero la niña quería explorar esa otra parte de la mansión. Y cuando lo consiguió encontró una nueva vida, más divertida y en dónde podía tener lo que quisiera...

FICHA TÉCNICA:

Año de publicación: 2002

Editorial: Salamandra
ISBN: 9782226140197
Nº Páginas: 160








Calificación: